Cómo funciona Forget.me, la herramienta gratuita que facilita el proceso para borrar tu pasado en Google y Bing

Ser "olvidado" en internet es un derecho reconocido por Google, pero llevarlo a la práctica no es tarea fácil.

Algunos lo consiguen con éxito, como el empresario que ganó el pasado viernes un fallo histórico contra la tecnológica en un tribunal de Reino Unido.

El juez Mark Warby determinó que el buscador debería borrar el pasado criminal del demandante, sentando así un "precedente legal", según expresó Jim Killock, director ejecutivo de la organización británica por los derechos en internet Open Rights Group.

Pero, ¿cuál es el proceso para pedirle a Google que elimine la información que tiene sobre ti?

"Decisiones difíciles"

Que haya ciertos datos publicados sobre ti en internet puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza para muchos.

Son varias las empresas y los expertos en SEO (Optimización en Motores de Búsqueda) que se presentan como actores eficaces para hacer que ciertos resultados aparezcan antes que otros.

Es el negocio detrás de lo que se conoce como "reputación en la red" y "posicionamiento web".

Sin embargo, hay una página web que se llama "Forget.me" y que puedes usar para gestionar de manera directa el "derecho al olvido".

Para ser olvidado en internet, tanto Google como Bing, el motor de búsquedas de Microsoft, ofrecen herramientas disponibles en su sitio web. El problema es que ese proceso puede demorarse, resultar complejo y, por último, difícil de monitorear.

En su espacio Preguntas Frecuentes, Google dice que para enviarle una solicitud de eliminación desde completar un formulario: "Recibirás una respuesta automática en la que se confirmará que hemos recibido tu solicitud", explica.

"A continuación, evaluaremos tu caso. Tendremos en cuenta si los resultados incluyen información obsoleta sobre tu vida privada, así como si existe un interés público".

Y añade: "Ten en cuenta que puede tardar algún tiempo. Se trata de decisiones difíciles y, como organización privada, es posible que no nos encontremos en una posición adecuada para decidir sobre tu caso".

Bing ofrece un sistema parecido en el que te pregunta quién eres y te pide —al igual que hace Google— que subas en formato PDF los archivos, imágenes, videos o documentos que no quieres que siga publicando.

3 pasos

Para simplificar el proceso, Forget.me, desarrollada por la organización para la protección de datos Reputation VIP, con base en Francia, ofrece un sistema gratuito paso a paso, que permite empezar por identificar toda la "información inapropiada" que quieres pedirle a los buscadores que eliminen.

Tras introducir el nombre, apellidos y cuenta de email, Forget.me te pregunta si quieres revisar una petición de borrado o si deseas hacer una por primera vez, mostrando qué resultados aparecen cuando tecleas tu nombre en el buscador.

"No siempre es fácil encontrar los enlaces que deben ser borrados", señalan los especialistas de la plataforma francesa.

En segundo lugar, este método permite "optimizar" la petición a través de "textos estándar escritos por expertos para incrementar las posibilidades de éxito".

El tercer paso consiste en mantener un registro del progreso de eliminación de los enlaces , detectando cada vez que es eliminado un enlace e informándote de ello "tan pronto como eso ocurre".

El único requisito para usar este servicio es ser mayor de 18 años.

De esta manera, Forget.me hace de intermediario entre los gigantes web y los usuarios poco familiarizados con procesos legales de este tipo.

Google dice que cada año elimina alrededor de 800.000 páginas de sus usuarios. Pero esa cantidad de datos es apenas una pequeña cantidad de todo lo que está en sus archivos.

La empresa estadounidense asegura que ha recibido más de dos millones de peticiones de personas que quieren ejecutar ese llamado "derecho al olvido", que fue establecido por primera vez en mayo de 2014 por la Corte de Justicia de la Unión Europea.

De acuerdo con datos de Forget Me, la invasión de la intimidad, seguida por la difamación e injuria y por la usurpación de la identidad son los motivos principales por los cuales algunos internautas le piden a la compañía que borre sus datos.

En la mayoría de los casos, solicitan que no haga público su lugar de residencia, que oculte ciertas opiniones negativas o que suprima datos personales correspondientes a su raza, nacionalidad o rendimiento académico.

Quién es John Giannandrea, el jefe de inteligencia artificial de Google a quien Apple contrató para transformar Siri

La guerra entre los asistentes de voz es cada vez más competitiva. Y Tim Cook, el director ejecutivo de Apple, se ha propuesto ganarla a toda costa.

Uno de sus movimientos más recientes consistió en contratar al líder del equipo de inteligencia artificial de su principal rival, Google.

John Giannandrea es desde este mes uno de los 16 directivos que dependen directamente de Cook.

"John comparte nuestro compromiso con la privacidad y nuestro enfoque reflexivo a medida que hacemos las computadoras aún más inteligentes y personales", señaló el líder de Apple.

Pero ¿qué significa esta nueva adquisición al equipo de Siri?

Algoritmos y sesgos

John Giannandrea —conocido también por sus siglas JG— es un escocés de 53 años que se unió a Google en 2010 para impulsar el departamento de inteligencia artificial.

Antes de trabajar en el gigante tecnológico construyó Metaweb, una startup que fue absorbida por Google, y que él mismo definió como "una base de datos abierta y compartida del conocimiento del mundo".

JG es uno de los directivos más cotizados de Silicon Valley. Es todo un especialista en lo que se conoce como "aprendizaje automático", la tecnología detrás de Siri y otros asistentes de voz.

Pese al tiempo que llevaba trabajando en Google, JG se había mostrado contrario a algunas prácticas de la firma. Por ejemplo, cómo ciertos algoritmos usan "datos sesgados o que serán sesgados", declaró en octubre de 2017 durante una conferencia sobre humanos e inteligencia artificial.

"Es importante que seamos transparentes sobre los datos que usamos", añadió.

El problema de que existe un sesgo es que esos algoritmos usan a veces para discriminar a grupos minoritarios, según apuntaron algunos expertos en la materia. Y muchas veces las técnicas que utilizan son bastante sutiles.

Cambio de estrategia

Con JG, Apple espera mejorar Siri frente a sus principales competidores, Alexa (de Amazon), Cortana (Microsoft) y Google Assistant.

Siri fue el primer asistente de voz que se lanzó al mercado, en 2011. En ese momento demostró ser intuitivo y novedoso.

Con el paso del tiempo, agregó nuevas funciones, como la búsqueda avanzada de fotos y mensajes de texto predictivos para el iPhone. Sin embargo, varios tecnólogos aseguran que avanzó lo suficiente, sobre todo en comparación con Google y Amazon.

"Apple está siendo muy inteligente al lanzar su altavoz con Siri como un parlante de música, porque Siri no es estupendo", escribió Tom Warren, periodista del sitio especializado en tecnología The Verge.

Pero la compañía de Cupertino está cambiando su estrategia, y una parte importante de este cambio reside en el capital humano.

Giannandrea no es la primera gran contratación de Apple en inteligencia artificial.

En 2016, la empresa reclutó al investigador canadiense Ruslan Salakhutdinov para trabajar en aprendizaje automatizado. Y también adquirió firmas de análisis de datos y abrió una oficina de investigación y desarrollo en Seattle.