Muere a los 12 años el ‘musculoso’ canguro Roger que se hizo viral en Internet en 2015

Roger, el canguro saltó a la fama mundial en 2015 a raíz de unas imágenes que mostraban al musculoso canguro aplastando un cubo de metal. Las imágenes se viralizaron en las redes sociales.

El refugio australiano donde vivía anunció en una publicación de Facebook que había muerto a la edad de 12 años.

"Lamentablemente Roger ha fallecido de viejo", dijo el post. "Vivió una hermosa y larga vida y fue amado por millones de personas en todo el mundo. Siempre te amaremos y te extrañaremos, Roger".

Roger fue rescatado siendo una cría, después de que su madre muriera en un accidente de tráfico. "Era todavía un bebé cuando lo rescaté de la bolsa de su madre después de que ella muriera en la carretera", le dijo a la BBC Chris "Brolga" Barns, responsable del santuario.

Era bastante grande, puede medía más de 2 metros y pesaba 89 kilos, además de que era muy fuerte. De ahí el apodo "el canguro más fuerte del mundo" o el "canguro culturista".

De acuerdo con la Universidad de Michigan , los canguros rojos pueden vivir hasta 22 años en libertad, pero el promedio de vida en cautiverio es de 16.3 años.

Una cafetería en Tokio usa robots como meseros operados a distancia por discapacitados

En Japón el uso de robots se ha expandido a muchas áreas, como hospitales, residencias de ancianos, escuelas y hoteles. Ahora, una cafetería está probando utilizarlos como un medio para dar trabajo a discapacitados que no pueden salir de casa.

La idea parece noble. La cafetería ofrece trabajo a personas que no pueden salir de casa para buscar un empleo y darles cierta solvencia económica, reciben un salario de 9 dólares por hora.

Los robots son operados por personas que padecen alguna enfermedad que limite sus movimientos, como lesiones de la médula espinal o enfermedades neurodegenerativas progresivas tales como la esclerosis lateral amiotrófica. En un principio se esperaba que los robots sirvieran de apoyo en los hogares de dichas personas, pues tienen una interfaz que pueden usar mediante una tableta que funciona con el movimiento de los ojos.

Los robots miden 1,20 metros y pesan unos 20 kilogramos, poseen un cámara, un altavoz y sensores para evitar obstáculos. La información es transmitida en tiempo real a la tableta mediante internet, y así la persona puede observar todo a su alrededor, charlar con los clientes y transportar objetos.

Se espera que se abra oficialmente la cafetería en Tokio para 2020, año en que se llevarán a cabo los próximo Juego Olímpicos.

Por ahora continua la prueba piloto para analizar el desempeño de las personas que utilizan el robot de forma remota y la reacción de los clientes. Por si te interesa la cafetería se ubica en Minato Ward, Tokio.