Bears integran a su plantilla al pateador Elliott Fry

Los Chicago Bears firmaron a Elliott Fry, sumando otro pateador a su plantilla para reemplazar a Cody Parkey.

El movimiento convierte a Fry en el tercer pateador firmado por Chicago esta temporada baja junto a Redford Jones y Chris Blewitt. Ninguno ha pateado en un partido de la NFL.

Fry estableció el récord de puntos de todos los tiempos en South Carolina con 359 del 2013 al 2016, convirtiendo 66 de 88 goles de campo y 161 de 162 puntos extra.

Los Bears cortaron a Parkey luego de una temporada complicada que terminó con un intento de gol de campo fallado de 43 yardas en los segundos finales de la derrota en Ronda de Comodines ante los Philadelphia Eagles en el Soldier Field.

Los Raiders no deben pensar en cambiar su mariscal de campo

La situación se está calentando con los Oakland Raiders previo al Draft 2019 de la NFL, ya que con sus tres selecciones en la primera ronda podrían seleccionar a Kyler Murray u otro mariscal de campo. La realidad es que no hay mejor opción que Derek Carr para el equipo y debe quedarse en Oakland.

Desde que llegó a los Raiders en el 2014, Carr ha demostrado con sus actuaciones que es un gran pasador. Ha sabido adaptarse a los constantes cambios en Oakland y a no contar siempre con el apoyo de los mejores jugadores.

Como mariscal de campo de los Raiders, Carr ha tenido que soportar muchos cambios de entrenador en jefe. Inició su carrera bajo las órdenes de Tony Sparano, después Jack del Río y desde la temporada pasada está con Jon Gruden. En cuanto a coordinadores ofensivos, comenzó con Greg Olson en el 2014, Bill Musgrave en el 2015 y 2016, Todd Downing en el 2017 y nuevamente Olson en el 2018.

Carr ha tenido que adaptarse a las metodologías y sistemas de juego de cada uno de ellos. Pese a ello, jugó de la mejor forma que pudo con los recursos que le proveía el equipo.

En el 2016 vivió la mejor temporada de su carrera con un récord de 12-3, lanzó para cerca de 4,000 yardas, 28 touchdowns y sólo seis intercepciones en 560 intentos de pase, de los cuales complet´357. Sufrió menos intercepciones que algunos de los mejores mariscales de campo de la NFL como Aaron Rodgers (siete), Ben Roethlisberger (13) y Andrew Luck (13). Fue el séptimo pasador con más anotaciones, empatado con Tom Brady y Jameis Winston.

Si bien en el 2018 tuvo un récord perdedor, 4-12, lanzó para 4,049 yardas, 19 touchdowns (el número más bajo de su carrera en la NFL) y 10 intercepciones, números que solo son superados por su actuación en el 2016. Además, la temporada pasada consiguió su mejor porcentaje en pases completos (68.9 por ciento, el quinto mejor de la NFL la temporada pasada) al concretar 381 de 553 intentos.

Estos números son para convencer, debemos recordar que Carr perdió grandes aliados luego que los Raiders cortaron a Michael Crabtree y canjearon a Amari Cooper.

Carr no es un pasador del que te puedas deshacer tan fácil, menos cuando están armando un buen equipo a su alrededor. Para la siguiente temporada, Carr tendrá a su disposición a uno de los mejores receptores de los últimos tiempos en Antonio Brown, simplemente por ese hecho hay que darle otra oportunidad.

Los Raiders tienen las selecciones N° 4, N° 24 y N° 27 de la primera ronda del draft y como les mencioné en mi tercer ensayo, el gerente general Mike Mayock antes de buscar un pasador debe enfocarse en la primera ronda en jugadores como el apoyador de los Kentucky Wildcats, Josh Allen; el corredor del Alabama Crimson Tide, Josh Jacobs; y el receptor abierto de los Arizona State Sun Devils, N'Keal Harry, quien podría suplir la partida de Cooper. Estos cambios, sumados a la llegada de Brown, serían un extraordinario apoyo para Carr.

Por lo tanto, Oakland debe quedarse con Carr y olvidarse de los mariscales de campo al menos en la primera ronda, pues su actual mariscal ha demostrado con números su potencial, habilidad, capacidad de adaptarse a los cambios y la próxima campaña tendrá apoyo de calidad a su alrededor.