Un día Pepito le dice a su papá:

Papá, dame un vaso con agua.

El papá se lo da, y al poco rato regresa y le pide otro y el padre contesta:

Pero cómo si ya te he dado cinco.

Y Pepito le contesta:

¡Es que se está quemando mi cuarto!

Primer acto: Sale el diablo jugando football.

Segundo acto: Sale el diablo jugando basketball.

Tercer acto: Sale el diablo jugando baseball.

¿Cómo se llama la obra?

Juegos diabólicos.

 

Era una vez un señor que tenía una gata y ya no la quería más, entonces se fue al monte y la tiró. Después de unos días la gata regresó, y el señor se la llevó y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Entonces, le preguntó a su compadre, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones.

El señor le da las indicaciones, cruza el monte, ve al río y crúzalo, voltea a la derecha, luego a la izquierda, otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.

Después de una semana el señor llegó con el compadre todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y el compadre le pregunta:

¿Cómo te fue?

Y el señor le contesta:

Hombre compadre, si no es por la gata, ¡no regreso!