7 trucos para extender la vida de tu auto

Estos pasos te ayudarán a mantener el buen rendimiento de tu vehículo

Conservar tu auto en óptimas condiciones no es tarea fácil, porque ¡cómo se invierte dinero en ellos! Por eso te traemos estos útiles trucos para evitar múltiples compras y cambios de piezas en tan poco tiempo.

1. Leer el manual para conocer a fondo tu vehículo

Estar enterado de los pasos a seguir para hacer mantenimiento en cada pieza: grupo de propulsión, sistema de enfriamiento, suspensión; te ayudará a evitar las costosas compras de partes desgastadas por no sustituirlas a tiempo.

2. Cambiar el aceite y demás fluidos

Así como verificas la cantidad de gasolina que dispone tu auto, también debes verificar el estado de los fluidos. El cambio de aceite cada 3 o 6 meses ayuda a mejorar el rendimiento del mismo. Seguir este procedimiento mejoraría la velocidad de tu auto hasta 300.000 km (200.000 millas). También debes cambiar el filtro, para que esté acorde con el aceite nuevo.

Además, comprobar el estado del líquido de transmisión, líquido de frenos, líquido de dirección hidráulica y los anticongelantes es importante para verificar el color que tengan en el momento. Si el líquido de transmisión es marrón, o huele a quemado, debes cambiarlo. El aceite debe ser relativamente claro (si está negro, cámbialo).

El anticongelante puede ser verde, amarillo o rosa; si está marrón, debes lavarlo para retirar el oxido y la suciedad. Nunca se deben mezclar los anticongelantes; si desconoces el indicado para tu vehículo, compra una marca universal.

3. Lavar tu auto constantemente

Si no realizas el lavado con frecuencia, podrás notar en un lapso de 4 años la corrosión en la parte inferior de las puertas, por la suciedad que se adhiere a ellas. Corrosión que se alarga hasta los componentes que están debajo del auto, como las líneas de freno; y que es costosa si se deja acrecentar.

4. Revisar el filtro de aire

El cambio del filtro de aire sí puedes hacerlo desde casa, sin necesidad de herramientas, cada 20.000 km (12.000 millas). Cuando está sucio, puede reducir la gasolina por kilometraje. Se compra con facilidad en cualquier tienda de autopartes, y guiarte por el manual para conocer su ubicación es de mucha utilidad.

5. Conducir menos y moderar el arranque al encender el auto

Utilizarlo para recorridos cortos, disminuye la vida del auto. Si lo arrancas en frío, y está encendido durante poco tiempo, el proceso de condensación de los gases en el escape no se realiza; ocasionando la acumulación de agua en el silenciador, que a la larga se oxida y se llena de agujeros. También, debes arrancar y mantener una velocidad moderada hasta que alcance la temperatura de funcionamiento, evitando la tensión en el motor mientras el aceite aún está frío. Para esto puedes utilizar calentadores eléctricos, así comienzas tu recorrido con un motor caliente.

6. Verificar el espesor de las pastillas de freno y alinear el vehículo

El desgaste de las pastillas a causa del metal podría causar daños en los rotores de frenos. Limpiarlas no es necesario porque el roce entre estas y el rotor evita la suciedad. Pero, sí es importante verificar su espesor, porque es más económico cambiar estas, que cambiar la mordaza y los pistones de freno.

7. Mantener los neumáticos inflados

Cada vez que llenes el tanque, recuerda verificar la presión de los neumáticos, para así evitar su desgaste. Mantenerlos inflados disminuye el gasto de gasolina por kilómetro y aumenta la vitalidad del neumático hasta un 15%.

Recuerda que revisar el manual de tu vehículo es importante para saber más sobre sus propiedades y aquellos daños que se puedan evitar con el debido mantenimiento; ya que, cada marca, tienen características distintas que solo la guía de instrucciones podrá enseñarte.